MSP

INSTITUTO DE LOS MSP

 

Los Misioneros Servidores de la Palabra son el Instituto varonil de Vida Consagrada para las Misiones.

Actualmente, en el Instituto MSP hay 57 sacerdotes, 8 diáconos, 125 seminaristas de Filosofía y Teología, 16 hermanos religiosos, 33 novicios y 42 postulantes.

Etapa Apostólica

La etapa apostólica es la etapa que viven los fieles laicos que, después de seis meses de preparación espiritual, de estudio y de trabajo, se dan a la tarea de la evangelización a tiempo completo. Este servicio lo ejercen durante un año, mediante una promesa de servir durante este tiempo según el método de los Misioneros Servidores de la Palabra en el MMSP.

Noviciado

La etapa del noviciado es un tiempo de formación especial que prepara a la consagración a Dios mediante la profesión de votos públicos, por lo cual se da mucha importancia a la oración durante el mismo, a fin de comprender las exigencias del llamado de Cristo: «Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame» (Mt 16, 24).

Las Constituciones y la espiritualidad del Instituto establecen que el noviciado de los MSP tiene una duración de un año, el cual se dedica a profundizar en la comunión personal con Cristo y las exigencias de la caridad y de la vida comunitaria; el énfasis especial se pone en los principales aspectos de la espiritualidad de los MSP, como son el espíritu de generosidad y de sacrificio que fortifican la voluntad, y el conocimiento vivencial de la Palabra de Dios. También ocupa un tiempo importante el estudio de las Constituciones del instituto, de algún idioma, liturgia y música.

El trabajo manual no debe faltar en las actividades diarias del novicio, pues éste juega un importante papel a la hora de forjar carácter firme, que no vacile ante las dificultades de la vida.

Votos perpetuos

Después de seis años de votos temporales, el religioso MSP puede solicitar el ser admitido a la profesión religiosa perpetua para quedar incorporado al Instituto de forma definitiva.

Sobre los distintos apostolados y servicios que realizan los MSP puedes consultar las otras páginas de este sitio.

Votos temporales

Mediante los votos de pobreza, castidad y obediencia el religioso se consagra a Dios, imitando de manera especial a Cristo pobre, casto y obediente, y llegando así a ser «un signo verdadero de Cristo en el mundo».

El período de votos temporales se renueva cada año, durante seis años. Una vez cumplido este tiempo, el religioso MSP puede ser admitido a los votos perpetuos.

El periodo de votos temporales prepara al religioso a una definitiva y más generosa entrega al Señor. Durante este período se continúan los estudios necesarios, se ejerce el apostolado de evangelización y se brinda a la comunidad algún servicio en particular, si es el caso.

Aquellos que entre los religiosos de votos temporales son, además, candidatos al sacerdocio, cursan los estudios de Filosofía y Teología, conforme a las normas establecidas por la Iglesia, y profundizan aún más en los estudios de la Biblia.

Es necesario que todos los religiosos MSP tengan una buena preparación intelectual y religiosa para servir mejor a la causa de la evangelización.